• Home
  • 4 Estrategias Diseñadas para Impulsar el Pensamiento Metacognitivo

4 Estrategias Diseñadas para Impulsar el Pensamiento Metacognitivo

La metacognición se define como pensar en el propio pensamiento o aprendizaje. Más formalmente, «la metacognición se conocía originalmente como el conocimiento y la regulación de las actividades cognitivas de uno en los procesos de aprendizaje» (Veenman, Van Hout-Wolters, & Afflerbach, 2006, p. 3).

La capacidad de pensar en lo que estamos aprendiendo, cómo estamos aprendiendo, qué queremos aprender en el futuro son habilidades importantes que deben enseñarse explícitamente en las aulas. Con demasiada frecuencia, los estudiantes reciben objetivos, información, instrucciones y calificaciones sin que se les pida que piensen en el aprendizaje.

Enseñar habilidades metacognitivas que alienten a los estudiantes a ser más conscientes de su aprendizaje puede ayudarlos a pasar de participantes pasivos a participantes activos en el aula. Si el maestro es la única persona que piensa críticamente sobre los objetivos de aprendizaje, el progreso, el desarrollo de habilidades y la evaluación, es una oportunidad perdida. Los maestros deben ayudar a los estudiantes a convertirse en agentes activos en el aula que puedan tomar decisiones clave sobre lo que aprenden y cómo aprenden.

Aquí hay 4 estrategias que los maestros pueden usar para animar a los estudiantes a pensar en su aprendizaje:

1. Fijación INTELIGENTE de objetivos

Al igual que los adultos que esperan avanzar en sus carreras, la fijación de objetivos es una práctica poderosa para los estudiantes. Dicho esto, necesitan estructura y apoyo para articular objetivos específicos, mensurables, alcanzables, pertinentes y oportunos. Con demasiada frecuencia, los objetivos que se fijan los estudiantes son demasiado generales o demasiado elevados para alcanzarlos en un futuro previsible. Los estudiantes que no establecen metas pueden carecer de enfoque o motivación para perseverar frente a los desafíos. Los estudiantes que establecen metas inalcanzables pueden desanimarse o frustrarse.

Comenzar el período de calificaciones con una sesión de fijación de metas INTELIGENTE puede ayudar a los estudiantes a enfocar su energía en objetivos específicos que desean lograr o lograr: académico, personal y/o conductual.

bit.ly/SMARTGoalsStudents

2. Los tickets de salida de fin de semana

son excelentes para recopilar datos de evaluación formativa y comunicarse con los estudiantes. Los maestros también pueden usar los tickets de salida para crear una rutina que anime a los niños a pensar en lo que aprendieron, cómo lo aprendieron, qué preguntas aún tienen y cómo podrían enseñar a un compañero. Los boletos de salida de fin de semana pueden alentar una práctica rápida y reflexiva, al tiempo que proporcionan a los maestros información invaluable sobre lo que sus hijos piensan que están aprendiendo.

bit.ly/EndWeekExitTicket

3. FlipGrid: Describa su proceso

FlipGrid es una de esas herramientas en la educación que se puede usar para casi cualquier cosa. Los maestros a menudo les dan a los estudiantes una tarea y les piden que la completen, pero no les preguntan cómo la completaron.

  • ¿Cuál fue su proceso?
  • ¿Cómo pensaron en la tarea?
  • ¿Qué estrategias usaron para completar la tarea?

Los maestros de matemáticas pueden pedir a los estudiantes que expliquen en detalle su proceso para resolver un problema. Los maestros de inglés pueden pedir a los estudiantes que expliquen por qué seleccionaron una pieza de evidencia textual para apoyar una afirmación o por qué organizaron una pieza de escritura de una manera particular.

Puede ser un desafío para los estudiantes articular su proceso y por qué tomaron las decisiones que tomaron, por lo que pedirles que graben una explicación de 90 segundos les ayuda a desarrollar este vocabulario, desarrollar una práctica metacognitiva y aprender de las explicaciones de sus compañeros.

4. Documentos de Autoevaluación continua

Para cada unidad, identifico estándares/habilidades específicos en los que nos enfocaremos como clase. Comparto un documento de autoevaluación continuo con mis alumnos a través de Google Classroom. El documento pide a los estudiantes que:

  • Reescriba los estándares en un lenguaje amigable para los estudiantes que puedan entender.
  • Seleccione piezas de trabajo de la semana y reflexione sobre las habilidades que están desarrollando.
  • Evaluar dónde se encuentran en relación con el dominio de habilidades específicas.
  • Proporcionar documentación para mostrar su trabajo.

bit.ly/OngoingSelfAssess

Cada semana dedico tiempo en clase para que los estudiantes se sienten y reflexionen usando este documento de autoevaluación continuo para pensar en su aprendizaje. Dedicar tiempo a la clase para esta actividad es invaluable porque los estudiantes comienzan a conectar el trabajo que están haciendo con las habilidades que necesitan dominar. También los alienta a ser defensores de sí mismos como estudiantes que articulan lo que necesitan para progresar en relación con habilidades específicas.

En última instancia, nuestras aulas son un campo de entrenamiento para la vida. Para tener éxito después de la escuela secundaria, los estudiantes deben perfeccionar las habilidades necesarias para continuar aprendiendo. Eso será exponencialmente más fácil si se les ha enseñado a pensar en su aprendizaje y se les ha dado tiempo para practicar estrategias concretas diseñadas para ayudarlos a desarrollar habilidades metacognitivas.

Leave A Comment